Como formar los hábitos para bajar peso

la fuerza de los hábitos es el arma más poderosa contra las tentaciones.

Los métodos más efectivos para adelgazar requieren varios cambios de comportamiento, desde la forma en que se alimenta hasta la forma en que se ejercita. Esta es la clave si quiere adelgazar para siempre.

Una forma de combatir los malos hábitos es entendiéndolos un poco, y para esto es importante que sepa qué es un hábito.

Un hábito es la tendencia a comportarse de una manera en un contexto particular. Por ejemplo, si siempre que se acuesta en su cama enciende el televisor, o si pasa por la cocina y abre la alacena.

Una gran cantidad de conductas que realizamos día a día son repetitivas y las efectuamos en los mismos escenarios. Es decir, muchas de las cosas que hacemos dependen de las rutinas que tenemos.

¿Cómo se forma un hábito? Cuando repite una misma conducta en una misma situación, ya sea un mismo lugar o cuando algo en particular ocurre. Así, el hábito se irá fortaleciendo. Por ejemplo, si cuando era más joven, siempre que se estresaba buscaba algo de comida, ahora es posible que sea un hábito comer algún bocadillo cada vez que se sienta estresada o estresado.

El círculo vicioso. Si tiene que elegir entre realizar una conducta habitual a otra no habitual, es probable que elija la primera.

Por Ejemplo, si al llegar del trabajo debe elegir entre ver televisión (su conducta habitual) o ir al gimnasio, lo más probable es que se quede en casa. Día a día va a elegir lo mismo y se va a fortalecer el hábito de ver televisión. Por esto, cada vez va a querer menos ir al gimnasio.

¿Ahora sabe por qué le queda tan difícil continuar con una dieta, o empezar a hacer ejercicio? Porque a veces tienen que competir contra el enemigo más fuerte, sus viejos hábitos.

Piense en este momento cuáles son esos hábitos y cuales las situaciones que lo hacen comportarse así. Piense a qué horas los realiza, en qué lugar, después de qué eventos, etc.

Un hábito muy frecuente es la necesidad de ver una película con algo de comer en las manos, sentimos que si no estamos comiendo le falta algo al plan. Este hábito por ejemplo, puede llevarnos a comer en exceso sin que nos demos cuenta.

Conozca sus hábitos para que pueda hacer de su enemigo un amigo. Imagínese el día en que tenga que elegir entre quedarse en casa o ir al gimnasio, y no pueda quedarse por la fuerza del hábito. Ha elegido tantas veces ir al gimnasio que sería muy difícil no hacerlo.

Ahora sabe que tiene que fortalecer los hábitos que sí le convienen. ¿Cómo se forma un hábito? repitiendo una misma conducta en una misma situación. Piense en este momento qué conductas quiere realizar y cuáles serían las situaciones perfectas para hacerlas, en esta página web encontrarás algunas pistas de las conductas que debe realizar para bajar de peso.

Pero ¿cómo luchar con los viejos hábitos? La nueva conducta va a competir con viejos hábitos, por esto será difícil hacerla las primeras veces. ¿Cuántas veces tienes que hacerla para que se vuelva un hábito?, eso dependerá de qué tan fuerte sea el viejo.

Estrategias para romper viejos hábitos

Si entendió bien, los métodos para adelgazar tienen que ver con estrategias para cambiar su conducta. Porque no siempre nos comportamos como quisiéramos. Estas son algunas claves.

Póngase una meta.

Piense en repetir la misma conducta cada día por lo menos por 30 días. Cuente los días que van pasando y haga el esfuerzo necesario. Le aseguro que en el día 31 realizar esta conducta va a ser mucho más fácil de hacer y no tendrá que esforzarse tanto como al principio. Y si ya tiene esta ventaja ¿Para qué perderla y volver a sus viejos hábitos?

Tenga en cuenta que cada vez que interrumpa el hábito (se da el día libre), va a ser más difícil que cumpla con su objetivo y continúe con el hábito que quiere formar.

Cambie el contexto.

Otra estrategia es cambiar el contexto en el que se dan los viejos hábitos. ¿Qué pasaría si cambia de contexto? Por ejemplo, si se pones de acuerdo con su familia en que van a hacer ejercicio y compran una máquina para hacer ejercicio. La máquina y el acuerdo familiar serán un nuevo contexto que les ayudará a iniciar este nuevo hábito.

A mí me sucedió que estaba comiendo más de lo que debía, en esa época viajamos a otra ciudad, donde no tenía la disponibilidad de tanta comida. Cuando volví estaba comiendo menos de lo usual. Esto ocurrió porque interrumpí el hábito viejo cuando cambié mi contexto.

¿Cómo puede cambiar su contexto? Estos son unos ejemplos: cambie de lugar los alimentos, coloque alimentos saludables en la cocina y el comedor, compre una maquina de gimnasio, comprométase con su familia a no volver a comer mientras ve la tv, etc.

Ya que pensó en las rutinas que tiene y que quiere cambiar, y ya que conoce en qué situaciones se dan, piense cómo puede cambiar esas situaciones.

Compromiso.

La última estrategia de la que le voy a hablar es del compromiso. Puede que logre realizar la nueva conducta por 30 días. Pero a veces aparecen tentaciones muy fuertes, y como le dije, no le conviene interrumpir su nuevo hábito. Por esto debe evitar las tentaciones. No vaya a lugares llenos de olores y comida rica en calorías, no lleve esa comida a su hogar, pídale ayuda a su familia y amigos para que no lo hagan flaquear, etc. Si quiere más información sobre cómo evitar tentaciones mire estos consejos para adelgazar.


Buena suerte.