El ejercicio físico: pierda grasa y no músculos

Si tienes sobrepeso es muy importante que acompañe su dieta con ejercicio físico, esto no solamente va a acelerar el proceso sino que va a garantizar que no gane el peso nuevamente.

Cuando usted empieza una dieta, su cuerpo trata de ahorrar energía porque se siente amenazado. Por esto ocurren los estancamientos. Las dietas no son suficientes, necesita acompañarlas con ejercicio físico.

Sólo piense en los resultados, ¿qué pasaría si su cuerpo recibe menos calorías de las que necesita y además gasta más energía que antes? Va a bajar peso más rápido y va a ser más fácil adelgazar para siempre. Además el ejercicio físico es un hábito más fácil de mantener que un régimen dietético.

Antes de iniciar es importante que conozca como hacer ejercicio físico y cómo programar su sesión de actividad física. Si aprende a hacer ejercicio como debe va a adelgazar de la mejor manera y no perjudicará su salud.

Ahora bien, protéjase de las formas no saludables de bajar peso. Hay varias formas de bajar peso:

  • perdiendo músculos
  • perdiendo líquido
  • perdiendo grasa

Suponemos que usted quiere bajar el peso proveniente de la grasa. Pero esto no es tan fácil como parece. Como su cuerpo es un buen ahorrador va a evitar gastar la grasa. Primero gasta el azúcar que tiene disponible en forma de glucógeno, acumulado en los músculos. También descompone las proteínas de sus músculos para sacar más energía de allí durante el ejercicio físico. Es como gastarse el dinero del bolsillo en lugar del que tiene en la cuenta de ahorros.

Entonces, ¿Cómo hacer para que su cuerpo gaste energía proveniente de la grasa?

No se puede evitar que su cuerpo gaste el glucógeno o que utilice las proteínas para sacar energía de allí. Sin embargo, durante el ejercicio su cuerpo también empieza a gastar grasa. Especialmente con el ejercicio aeróbico, por ejemplo, caminar, trotar o con maquinas de gimnasio.

Debe comer balanceadamente con menos calorías, así su cuerpo no utilizará la proteína de sus músculos, sino las de su dieta. Además, va recuperar el glucógeno que gasta durante el ejercicio, pero no va a recuperar la grasa que perdió.

Si hace ejercicio antes de desayunar, su cuerpo va a usar más grasa para sacar energía. ¿Por qué? Porque durante la noche su cuerpo gastó el azúcar de los almacenes musculares.

Su cuerpo gastará grasa si tiene oxigeno para sacar energía de ella. Cuando su cuerpo no puede llevarle suficiente oxigeno a las células para quemar grasa, usará la energía de sus músculos. Es por esta razón que la mejor actividad para bajar peso son los ejercicios aeróbicos. Este tipo de ejercicios hacen que la sangre lleve oxigeno a todo el cuerpo, lo que facilita la pérdida de grasa.

Su cuerpo también va a quemar más grasa a medida que su corazón se haga más fuerte y sus pulmones puedan recibir más oxigeno. Lo mejor es que usted lo va a empezar a disfrutar, tanto oxigeno recorriendo su cuerpo tiene un efecto muy placentero.

Para evitar que su cuerpo pierda peso proveniente del líquido corporal, evite usar ropa hecha para sudar, especialmente cuando hace ejercicio. Este tipo de estrategias sólo perjudican su cuerpo. Cuando usted pierde peso proveniente del lugar erróneo provoca un desequilibrio que perjudica su salud. Además, hacer ejercicio con esta clase de ropa reduce la capacidad de su cuerpo para deshacerse de las toxinas provocadas con el ejercicio. También pueden provocarle una sensación de fatiga, que reduce su rendimiento físico, y al final usted quema menos calorías.

Si desea formar músculos para evitar perder masa muscular y gastar más energía puede hacer ejercicios para bajar peso. Tal vez quiera tener un abdomen firme una vez pierda suficiente peso, por eso le recomendamos hacer ejercicios abdominales.