Densidad calórica, decida que alimentos puede comer y cuales no

La densidad calórica le mostrará la cantidad de calorías por gramo de un alimento. Es fácil de calcular. Sólo debe buscar en las etiquetas de los alimentos cuántas calorías tiene por porción, y cuántos gramos pesa la porción. Divida el número de calorías por el número de gramo. El resultado es la densidad calórica.

Si la densidad es menor a 1, son alimentos que se pueden comer en grandes proporciones. Aquí encontrará las frutas y verduras que son ricas en agua, como por ejemplo, el melón, la naranja, el apio, etc.

Cuando la densidad es de 1.5 a 4 puede comer estos alimentos como acompañamiento en sus comidas. Pero debe racionar sus porciones. Son alimentos como frutas y vegetales menos ricos en agua (granos, pastas, leches bajas en grasa, etc.)

Cuando los alimentos tienen una densidad aún mayor debe restringir mucho más su consumo. Comerlos esporádicamente y cuando en realidad sea muy importante para usted. Aquí encontrará alimentos o muy grasosos o con una carga de azúcar muy alta, como galletas, postres, hamburguesas, papas fritas, etc.

Teniendo en cuenta esto, puede armar sus comidas, escoger sus meriendas y el mercado. Fíjese en la carga calórica, y elija sabiamente. Con esta información en sus manos puede reducir las calorías y empezar a adelgazar sin esfuerzo.

También puede interesarle