Obesidad infantil: una amenaza para la salud de su hijo

Si su hijo tiene obesidad infantil o sobrepeso corre el riesgo de sufrir varias enfermedades. Queremos que las conozcas para que entienda la importancia de controlar su sobrepeso.

Hay dos tipos de problemas que su hijo puede sufrir, psicológicos y físicos. Le vamos a hablar de los dos tipos.

Consecuencias inmediatas de la obesidad infantil

Problemas físicos

Crecimiento acelerado. Si su hijo tiene sobrepeso, su cuerpo va a crecer más rápido que el de sus compañeros. Entre menor sea cuando llegue al sobrepeso mayor será la diferencia. Por ejemplo, si su hijo sufrió de sobrepeso a los 15 años, no va ser muy grande la diferencia entre él y sus compañeros. Pero si tiene sobrepeso desde los 13 años, cuando tenga 15 seguramente la diferencia será más notoria.

Desarrollo puberal anticipado. Los niños con sobrepeso empiezan su desarrollo puberal temprano. Por ejemplo, su desarrollo genital será anticipado. Si tiene una hija, ella tendrá mayores posibilidades de sufrir este desorden.

Acantosis nigricans. A su hijo le podría aparecer una mancha marrón especialmente en las axilas, en la nuca o en el área púbica. Aunque esto no tiene importancia médica puede afectar la autoestima de tu hijo.

Exceso de tejido. El exceso de tejido puede afectar la imagen corporal de su hijo. Primero porque, sus genitales pueden parecer pequeños en comparación a su cuerpo (pseudohipogenitalismo). Además, puede presentar un falso desarrollo de senos, por el exceso de grasa en su pecho (pseudoginecomastia).

También podría llegar tener estrías en el abdomen, caderas y muslos, a causa de la obesidad infantil.

Problemas hepáticos. Si su hijo tiene sobrepeso podría sufrir algunos problemas en su hígado. Por ejemplo, aumentar su producción de enzimas. Además, podría aumentar el nivel de colesterol en la bilis. Estos problemas provocan cálculos biliares, hígado graso, hepatitis grasa, fibrosis grasa y cirrosis. Esto se puede revertir con la pérdida de peso.

Problemas respiratorios. Si su hijo tiene obesidad es más propenso a tener problemas respiratorios. Por ejemplo, podría agitarse más que sus compañeros con el ejercicio. Si tiene asma puede necesitar más drogas. Además, podría sufrir con mayor facilidad algunas enfermedades respiratorias en su adultez, como, por ejemplo, el síndrome de hipo ventilación

Problemas inmunológicos. La obesidad en su hijo puede hacer que sufra las mismas enfermedades que sus compañeros pero por más tiempo y más fuertes.

LDL elevado. Si tiene el LDL elevado significa que está en riesgo de sufrir aterosclerosis.

HDL bajo. Cuando la HDL está en bajas cantidades su hijo no cuenta con la protección que esta ofrece. La HDL se encarga de sacar el colesterol del cuerpo. O sea, que va tener menos LDL y por eso va a haber menos posibilidades de que a su hijo le dé arterosclerosis y trombos.

Aterosclerosis. Esta enfermedad es un ensanchamiento de las paredes de las venas. Esto reduce la capacidad de transporte de la sangre. Si su hijo tiene aterosclerosis tiene más posibilidades de tener otros problemas circulatorios como angina de pecho e incluso infartos cardiacos. Esto puede ocurrir más fácilmente a medida que se acerque más a la obesidad infantil.

Hipertensión. Su hijo puede tener una elevación de la presión sanguínea más allá de un rango normal. Esto puede causarle lesiones en las venas, lo que puede provocar otras enfermedades coronarias como aterosclerosis e infartos.

Problemas psicológicos

Abuso social. Su niño puede sufrir de abuso físico como golpes y abuso verbal como insultos y burlas de sus compañeros. Esto suele ocurrir entre los niños, pero si tiene sobrepeso y especialmente si tiene obesidad infantil, es un blanco más fácil. Esto puede provocarle problemas de socialización y llevarlo a que se aísle.

Aunque no lo note en la casa, puede que su hijo esté sufriendo de abuso social. Hable con los profesores para asegurarte de que no sea así.

Depresión. Si su hijo tiene obesidad infantil o sobrepeso, hay muchas cosas que lo pueden llevar a la depresión. Puede estar experimentando problemas para hacer ejercicio o jugar. En las relaciones sociales puede tener más experiencias negativas que positivas. Además, puede ser estigmatizado y desarrollar pensamientos negativos de sí mismo. Si él ha intentado bajar peso y no lo ha logrado también puede aprender sentirse incapaz de hacerlo.

Baja autoestima. Su hijo puede tener una imagen pobre de sí mismo si tiene obesidad, especialmente si está pasando de la pre-adolescencia a la adolescencia. Sin embargo, sólo se verá afectada su autoestima relacionada con la imagen corporal. Así que usted puede garantizar que se sienta satisfecho consigo mismo en otros aspectos de su vida.

También puede ayudarle a bajar peso para mejorar la imagen que tiene de su cuerpo. Cuando alcance su peso normal, ayúdelo para que no vuelva a excederse. Si vuelve a recuperar su peso podría causarle desordenes alimenticios, depresión y pérdida de confianza en su capacidad de controlar su peso.

Comportamientos de riesgo

El sobrepeso o la obesidad infantil en su hijo pueden hacerlo más propenso a tener comportamientos negativos como:

  • Autolesiones
  • fumar
  • promiscuidad
  • tentativas de suicidio y suicidio
  • adicción al alcohol o a drogas
  • Atracones de comida

Consecuencias a mediano y largo plazo

Persistencia de la obesidad infantil.

Si su hijo o hija es aún menor de 10 años sus probabilidades de ser un adulto obeso no son muy grandes. Por eso es importante que empiece a controlar su problema rápidamente para prevenir y superar las enfermedades de corto plazo. Sin embargo, si es adolescente sus probabilidades de ser obeso a los 35 años es grande. Aproximadamente 7 de cada 10 mujeres y 6 de cada 10 hombres adolescentes mantendrán su obesidad hasta la adultez.

Problemas psicosociales.

Si su hijo o hija tiene obesidad hasta la adolescencia y temprana adultez puede tener diversos problemas sociales:

  • Hay un mayor descenso en su rendimiento escolar
  • Sus ingresos pueden ser más pequeños que las otras personas de su edad.
  • Es posible que tenga menor rendimiento en la universidad o colegio.
  • Puede tener más dificultad para entrar en las universidades más importantes.
  • Puede tener más dificultad para casarse
  • Será más difícil obtener un buen ingreso familiar

La obesidad puede ser una de las mayores desventajas que sufra una mujer en cuanto a su estatus socioeconómico. Estos problemas afectan tanto a hombres como a mujeres. Sin embargo, afectan más a las mujeres.

Largo Plazo

Si su hijo es adolescente, tiene sobrepeso y continua así, está en riesgo de sufrir y morir por enfermedades como la enfermedad cardiovascular, aterosclerosis y cáncer colo-rectal. Si es un niño y es obeso tiene posibilidades tres veces mayores de tener gota en su adultez. Si es niña tiene el doble de posibilidades de sufrir artritis. Además, puede sufrir de problemas menstruales en su adultez temprana y problemas de fertilidad.